Noticias - Versión ampliada
Imprimir noticia Enviar noticia por mail
[Volver]
18/06/2021 | La Nacion
Un hombre de Guzmán admitió que no habrá más aumentos de las facturas de luz y gas este año
El secretario de Energía, que depende del Ministerio de Economía, Darío Martínez, afirmó que no se sumarán nuevos incrementos este año, pese a los deseos de Guzmán

 

Como si se tratara de un constante deja vu, desde el oficialismo confirmaron que no habrá más aumentos de tarifas públicas durante este año, algo que choca contra la intención del ministro de Economía, Martín Guzmán, que es partidario de un ajuste gradual que ayude a achicar el déficit fiscal. Lo más curioso, esta vez, es que fue un hombre del ala del propio ministro el que hizo la declaración, en clara evidencia de que la batalla con el cristinismo por las tarifas está perdida.


En efecto, fue Darío Martínez, secretario de Energía, que en el organigrama depende formalmente de Guzmán, quien señaló: “Es por este motivo, como lo explicó el Presidente, que el Gobierno decidió, entre otras medidas para proteger o amortiguar los efectos económicos de la pandemia, tratar de no sumar mayores problemas a las familias con aumentos tarifarios este año. Está claro que la idea del Gobierno es alinear las tarifas con la evolución de los ingresos. En este semestre estamos trabajando para perfeccionar el sistema de bases de datos para que, tomada la decisión política, tengamos la mejor herramienta posible para asignar subsidios de la manera más eficiente”.

Esta declaración, formulada ayer en la apertura de la octava edición de las Jornadas de Energía del diario de Río Negro, no pasa para nada inadvertida en el enrarecido contexto político en la que debe encuadrarse y que tiene como antecedente el affaire que protagonizó el ministro con otro hombre de su área. Hace apenas seis semanas se produjo una fuerte controversia cuando el subsecretario de Energía y también empleado de Guzmán, Federico Basualdo, se opuso al plan de aumentos escalonados de tarifas diseñado por el ministro de Economía. Luego trascendió que el ministro lo había despedido de su cargo por su oposición. Sin embargo, el funcionario en cuestión se mantuvo su cargo hasta hoy.

Las afirmaciones de Martínez tienen además como marco la defensa que hace 15 días hizo el propio presidente, Alberto Fernández, del incremento de 9% en la tarifa de electricidad y de 6% en la de gas. “Durante un año la tarifa estuvo congelada y cuando debimos corregir, la corregimos lo mínimo y necesario”, destacó el mandatario. Se trata de la variación propuesta por Cristina Kirchner en La Plata a fin de año y defendida por Basualdo. Guzmán esperaba un alza mayor dividido en dos cuotas.

“Tengo la tranquilidad de que con las tarifas cumplí con los argentinos”, dijo Fernández, en un acto donde destacó las promesas de campaña que cumplió al asumir el Ejecutivo, y en el que criticó las políticas aplicadas durante la administración de Cambiemos, con mensajes dirigidos tanto al expresidente Mauricio Macri, como a la exgobernadora María Eugenia Vidal.

Si se unen los comentarios del Presidente a lo deslizado por Martínez, se podría concluir, aunque el primero nunca lo dijo con todas las letras, que la intención oficial sería no aplicar nuevos ajustes en las tarifas de servicios públicos en lo que queda de 2021. Esto, como se dijo, va en contra de lo que pretende Guzmán, que es empezar a actualizar de a poco, para reducir los subsidios a la energía y así bajar el déficit fiscal (algo vital para cerrar la negociación con el Fondo Monetario Internacional).

A estas alturas, queda claro que el ministro Guzmán va perdiendo cada una de sus peleas por el incremento de tarifas. Luego de dar por finalizada la discusión por las tarifas de electricidad, debió ceder también ante su intención de aplicar un aumento mayor en las boletas de gas, que le hubiera permitido al Tesoro disminuir el gasto en subsidios energéticos en por lo menos $36.000 millones (equivale a un poco más de un mes de tarjeta Alimentar, que beneficia a 4 millones de personas).

Para Guzmán los subsidios energéticos representan “una parte importante” del presupuesto cuando existe un 57% de pobreza infantil en el país. En ese sentido calificó, incluso en actos compartidos con el Presidente, al esquema actual de subsidios defendido por el cristinismo como “pro rico”.

En la tarde de hoy, sin embargo, fue otro hombre que, en la estructura de Economía depende de él, quien protagonizó una nueva capitulación. Habrá que ver cómo sigue esta novela por entregas en la que, por ahora, lo que está claro es que la delantera la lleva el cristinismo, que interfiere cada vez más en la política energética que intenta llevar adelante el ministro de Economía.

Carlos Manzoni

 

[Volver]
COMERCIO INTERIOR S. A. • Santa Fe 1219 Piso 4° (2000) Rosario ARGENTINA
Teléfonos: (54) - (0341) 429-8500 • contacto@comerciointerior.com.ar
Copyright © 2011 • Todos los derechos reservados • Desarrollado por LOARTEC