Noticias - Versión ampliada
Imprimir noticia Enviar noticia por mail
[Volver]
24/09/2021 | La Nacion
Cuáles son los instrumentos financieros exentos del pago de impuestos
El Gobierno busca que los argentinos ahorren en pesos mediante incentivos impositivos, en vez de recurrir a la dolarización

 

Con el fin de fomentar las inversiones en pesos a través de beneficios impositivos y evitar que los argentinos se inclinen por los dólares, este jueves el Gobierno reglamentó los cambios introducidos en materia de exenciones en los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales.

A mediados de julio fue sancionada la Ley N°27.638, un proyecto del Ejecutivo que había sido enviado al Congreso en octubre del año pasado para modificar algunos aspectos del impuesto a las ganancias y bienes personales. “Se presentó la iniciativa cuando habíamos tenido una pequeña corrida cambiaria. Con la brecha amplia y el apetito por los dólares, la situación requiere ir regularizando y tranquilizando algunas variables, ir corrigiendo desequilibrios”, admitió a LA NACION fuente del Ministerio de Economía.

En la norma, se estableció la eximición de las obligaciones negociables en pesos, los instrumentos en pesos destinados fomentar la inversión productiva en el país, los plazos fijos ajustados por inflación y aquellos Fondos Comunes de Inversión (FCI) que inviertan mayormente en títulos, bonos o demás títulos valores emitidos en la Argentina.

“Se otorgan al Poder Ejecutivo Nacional nuevas herramientas para que, mediante la política fiscal, incentive el desarrollo de un mercado de capitales robusto que, al no estar dolarizado, canalice de manera estable y sostenida el ahorro financiero hacia el sector productivo del país, para crecer más y generar más y mejor empleo y también más divisas genuinas a través de exportaciones”, resaltó en sus considerandos el Decreto 621/2021, publicado en el Boletín Oficial.


En el texto oficial se remarcó que el objetivo “es promover integralmente el ahorro en pesos” y eliminar “la discriminación tributaria” que tenían ciertas inversiones. “Sin embargo, si las mismas no están acompañadas de reglas de juego claras, estabilidad jurídica y un horizonte claro hacia el futuro, vemos difícil que se logre concretar el objetivo buscado”, sostuvo Sebastián Domínguez, socio de SDC Asesores tributarios.

En ese sentido, el tributarista señaló que la amplia brecha cambiaria entre el dólar oficial y el dólar MEP o contado con liquidación (CCL), una inflación cercana al 50% y “la emisión sin respaldos”, generan la devaluación del peso. Como consecuencia, las inversiones en pesos se ven desalentadas, aún aquellas con cláusulas de ajuste.

“No hay que perder de vista que el objetivo de esta medida es que los argentinos dejen de buscar refugiarse en el dólar para pasar a invertir en pesos. Está claro que este tipo de medidas no va a lograr su cometido si no existe una confianza en la moneda nacional, y es muy probable que quienes piensen que el dólar (o cualquier otra moneda extranjera) es más confiable, no cambiarán con esta nueva ley. Para que la gente confíe en el peso no alcanzan con estas medidas. Si no se logra domar la inflación y se bajan los impuestos a quienes buscan invertir realmente en proyectos productivos, estas medidas serán sólo decorativas”, coincidió Iván Sasovsky, socio fundador y CEO de Sasovsky & Asociados.

Las inversiones que fomenta el Gobierno
Depósitos en pesos
A comienzos de agosto se dispuso la exención a los intereses de los depósitos en pesos con cláusula de ajuste. En este punto se incluyen los intereses de plazos fijos UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), los cuales ajustan por inflación -cuyo capital ya estaba exento-, entre otros depósitos del estilo. “Resulta necesario que las personas que confían en el peso con depósitos con cláusulas ajuste también tengan beneficios impositivos similares”, remarcó el Gobierno.

“Desde el año 2017 todo ha sido idas y vueltas en lo que se refiere al pago o no del impuesto a las ganancias para las inversiones que las personas humanas tienen en la Argentina. En el 2017 se amplió el alcance del impuesto que empezó a gravar plazos fijos, títulos públicos argentinos, fondos comunes de inversión en general y otras inversiones argentinas. Los exceptuados eran los intereses de caja de ahorro y las acciones que cotizaban en la bolsa argentina”, recordó Florencia Fernández Sabella especialista en tributación socia del estudio LFS Tax.

No obstante, en 2017 hubo un cambio de dirección y se reinstalaron todas las exenciones que se aplicaban a FCI, títulos públicos argentinos, obligaciones negociables de sociedades argentinas y plazos fijos en pesos sin actualización. “Con la modificación del 2019 sorprendentemente si uno hacía un plazo fijo en pesos tradicional no pagaba ganancias, pero si el plazo fijo era UVA o en dólares, el interés debía pagar el impuesto”, agregó Fernández Sabella. Con las nuevas modificaciones, los plazos fijos UVA quedaron exentos del pago de Ganancias.

Colocaciones de capital destinadas a fomentar la inversión productiva
Además, se reglamentó que los rendimientos e intereses de la colocación de capital de instrumentos emitidos en pesos destinados a fomentar la inversión productiva no pagarán impuestos a las ganancias, así como también quedarán exentos de la tenencia en el impuesto sobre los bienes personales.

En este ambos casos, se tienen que cumplir con dos requisitos. Por un lado, los instrumentos emitidos en moneda nacional tienen que estar destinados a fomentar la inversión productiva en el país. Por el otro, deben ser colocados por oferta pública, con autorización de la Comisión Nacional de Valores (CNV), o ser elegibles de acuerdo con la norma que los constituya o cree, cuando así lo disponga el Ejecutivo.


Según se fijó en el decreto, estos proyectos deben destinarse a actividades económicas comprendidas en los sectores productores de bienes y servicios. Entre ellas, los agropecuarios, inmobiliarios, telecomunicaciones, energía, logística, economías sustentables, promoción del capital emprendedor, pesca, desarrollo de productos y servicios informáticos, ciencia e investigación aplicada, pymes, entre otros.

“Para simplificar el análisis y determinar cuáles instrumentos son los que están beneficiados, la AFIP publicará el listado de los mismos. Esta facultad y obligación que se asigna a la AFIP es muy importante porque brindará la certeza del tratamiento tributario de los instrumentos amparados por las exenciones”, analizó Domínguez.

Fondos comunes de inversión y fideicomisos financieros
De acuerdo a la norma, para no pagar Bienes Personales se considera que existe un “activo subyacente principal” cuando una misma clase de depósitos o bienes, o el conjunto de todos ellos, representen un mínimo del 75% del total de las inversiones del fondo común de inversión o del fideicomiso financiero.

Es importante tener en cuenta que no se considerará cumplido el 75% si disminuye por debajo durante un período continuo o discontinuo igual o superior a 30 días. “Estos requisitos de la reglamentación son razonables con el objetivo de exención buscado por el legislador al establecer las reformas”, agregó Domínguez.


Para la norma, se entiende como “clase de depósitos o bienes” a los títulos, bonos y demás títulos valores emitidos por la Nación, las provincias, municipalidades o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. También a las obligaciones negociables emitidas en pesos.

“El beneficio más directo que va a tener el mercado de capitales está vinculado con los activos que ya estaban exentos, básicamente los títulos públicos, pero que la ley no preveía que los FCI que invertían en estos activos exentos no pagasen también Bienes Personales. La mayoría de las personas humanas que invierten en títulos públicos no lo hace de forma directa, sino a través de Fondos Comunes de Inversión”, explicaron fuentes del Ministerio de Economía a este diario.

A su vez, en esa categoría comprende a los depósitos en moneda argentina y extranjera efectuados en bancos, a plazo fijo, en cajas de ahorro, en cuentas especiales de ahorro u otras formas de captación de fondos, según determinación del Banco Central. Por último, incluye los instrumentos emitidos en moneda nacional destinados a fomentar la inversión productiva.

“En 2021 se amplió la exención en bienes personales para obligaciones argentinas en pesos y FCI en pesos que históricamente siempre pagaron, como una suerte de incentivo extra al ahorro en pesos”, señaló Fernández Sabella.

Melisa Reinhold

[Volver]
COMERCIO INTERIOR S. A. • Santa Fe 1219 Piso 4° (2000) Rosario ARGENTINA
Teléfonos: (54) - (0341) 429-8500 • contacto@comerciointerior.com.ar
Copyright © 2011 • Todos los derechos reservados • Desarrollado por LOARTEC